¿Qué son las soft skills?

Friday 27 May, 2022

Entérate cuáles son esas habilidades que te darán un plus al momento de concursar para obtener un puesto de trabajo, lograr un ascenso o crecer en tu vida profesional.

Actualmente, para conseguir un cargo o ser exitoso en la vida laboral no basta solo con tener conocimientos técnicos, experiencia y formación académica. En los últimos años, ha cobrado importancia otro tipo de capacidades que no se adquieren precisamente estudiándolas en una universidad, se trata de las soft skills.

También conocidas como “habilidades blandas”, por su traducción en español, las soft skills hacen referencia a las competencias sociales que permiten a las personas integrarse y desarrollarse de forma exitosa en los entornos laborales. Es cierto que no son fáciles de cuantificar y suelen ser subjetivas debido a que están relacionadas principalmente con la manera en que un individuo se relaciona con otros o la manera en que se enfrentan a las situaciones que se le presentan.

Especificaciones de las soft skills

En definitiva, las habilidades blandas son características generales que ayudan a las personas a prosperar en su trabajo, independientemente de las funciones que desempeña, el tiempo que tiene en el cargo o el sector de la industria al que pertenece. En su mayoría, se trata de capacidades intangibles y transferibles, ya que son aplicables a cualquier actividad laboral o carrera profesional.

Las soft skills pueden ser innatas o adquiridas. Algunas son intrínsecas a la personalidad, otras se desarrollan a partir de vivencias personales influenciadas por el ambiente o la familia. Igualmente, es posible adquirirlas a través de cursos, talleres o inclusive, por meta propia, creando hábitos.

Importancia de las habilidades blandas

En un mercado laboral tan competitivo como el de hoy en día, es necesario diferenciarse entre un individuo capaz de efectuar ciertas tareas y otro que puede hacer lo mismo, pero de la mejor manera. Además de competir con candidatos iguales o incluso mejor preparados, algunos profesionales se enfrentan a otros retos para mantenerse vigentes en sus puestos. Es indiscutible que los avances tecnológicos pueden sustituir a un trabajador en muchos casos, sin embargo, es aquí donde las soft skills juegan un papel decisivo.

De hecho, según un estudio realizado por LinkedIn, el 57% de los líderes senior consideran más importantes las soft skills sobre las hard skills. Así mismo, el 59% de esos líderes creen que las habilidades blandas son difíciles de encontrar, al igual que opinan que son un elemento clave para impulsar la productividad de las empresas.

Ejemplos de soft skills

Para tener una idea más clara del tema en cuestión, nombraremos algunas habilidades blandas que complementadas con las que se adquieren a raíz de la formación académica y la experiencia laboral (hard skills), complementan el perfil ideal de los empleados.

En este sentido, para candidatos sin experiencia las siguientes soft skills son muy valoradas:

  • Capacidad de aprendizaje.
  • Trabajo en equipo.
  • Compromiso
  • Proactividad
  • Flexibilidad (adaptación al cambio).

Por otro lado, en el caso de candidatos senior son apreciadas las siguientes habilidades:

  • Gestión de equipos.
  • Visión estratégica.
  • Orientación a resultados.
  • Capacidad de influencia.

En fin, existen otras competencias que en general son importantes como: automotivación, orientación a objetivos, autonomía, sentido de prioridad y urgencia, planificación y organización, entre muchas otras. Sin embargo, hoy en día hay soft skills que son especialmente demandadas, entre las que destacan:

  1. Inteligencia emocional y manejo del estrés. Para formar y sostener equipos de alto rendimiento es imprescindible saber manejar las emociones y ser capaces de dar resultados aún bajo presión o en condiciones imprevistas, manteniendo una actitud serena y con buena disposición.
  2. Creatividad e innovación. Contar con empleados que piensen fuera de la caja y aporten ideas disruptivas es un valor agregado importante para las empresas que quieren estar en constante evolución.
  3. Comunicación. Expresarse de manera clara tanto de forma escrita como verbal es imprescindible en cualquier trabajo. Informar los avances, expresar opiniones o comunicar ideas con criterios de asertividad y oportunidad es clave.
  4. Liderazgo. Para ejercer liderazgo no es necesario ocupar cargos de supervisión o dirección, también es relevante poseer esa capacidad para estimular a los compañeros de trabajo, identificar mejoras y compartir conocimientos en pro de alcanzar los objetivos comunes.
  5. Pensamiento crítico. La habilidad de formar juicios propios a través del análisis y evaluación de las circunstancias y el contexto en que se dan, es otro aspecto que favorece la operatividad de las empresas.
  6. Productividad personal y gestión del tiempo. Los empleados que aprovechan al máximo la jornada laboral para cumplir con los objetivos planteados son apreciados en las organizaciones que demandan resultados cada vez mayores.
  7. Fit cultural. Para las empresas es relevante que sus trabajadores se sientan identificados con su cultura organizacional. Compartir los valores logra que los empleados sean más felices con lo que hacen, sean más productivos y leales.

Al final, cada cargo tiene un perfil ideal que se construye con la suma de las habilidades duras y las blandas. Pero también es cierto que mientras más soft skills se posean, mayor será el éxito del empleado, lo que obviamente tendrá un impacto positivo en la empresa a la que pertenece.

Y tú, ¿cuál crees que es la soft skill más importante? Comenta en nuestras redes sociales.