La Inteligencia Artificial y su posible impacto en las empresas

Friday 7 October, 2022

La Inteligencia Artificial ya no es cosa del futuro, descubre cómo esta tecnología puede impactar el funcionamiento de las empresas de hoy en día.

 

Las herramientas tecnológicas siempre han sido importantes aliadas en las actividades operativas y administrativas de los negocios. Sin embargo, la Inteligencia Artificial está llamada a convertirse en protagonista de las actuales y próximas inversiones en tecnología de aquellas empresas que desean ir al ritmo de la transformación digital y optimizar sus procesos de la mejor manera posible.

 

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

 

Básicamente, la Inteligencia Artificial (IA) se refiere a sistemas informáticos o máquinas que recopilan información para realizar tareas imitando la inteligencia humana. Los programas basados en IA trabajan de manera eficiente manejando enormes cantidades de datos. Así mismo, son capaces de aprender según ejemplos previos de situaciones similares logrando generar soluciones imprevistas a grandes velocidades.

 

La Inteligencia Artificial se encuentra presente en muchos ámbitos de la vida diaria, aunque a veces no somos conscientes de ello. Por ejemplo, los chatbots la emplean para comprender las consultas de los usuarios y ofrecer respuestas eficientes, al igual que los asistentes inteligentes efectúan análisis de información para optimizar su programación. En otro caso, los motores automatizados de recomendaciones para programas de TV proporcionan selecciones adecuadas según los patrones de visualización de los televidentes.

 

De hecho, lo anterior es la forma más básica en cuanto las aplicaciones de la Inteligencia Artificial se refiere.  En la actualidad, los esfuerzos están orientados a enseñar a las máquinas para que sean capaces de solucionar problemas y tomar decisiones relativamente autónomas.

 

En fin, el objetivo de la Inteligencia Artificial es mejorar las contribuciones humanas significativamente mediante el principio de replicar y luego superar la manera en que los humanos perciben las situaciones y reaccionan ante ellas. Esto convierte a la IA en un activo muy valioso, especialmente para las empresas.

 

La Inteligencia Artificial en el mundo empresarial

 

A pesar de que la Inteligencia Artificial aún se encuentra en una etapa temprana de desarrollo, su potencial sugiere un gran salto en la evolución tecnológica comparable con la aparición de Internet. El uso que se le ha dado a la IA hasta ahora y sus posibles aplicaciones en un futuro no muy lejano, hacen creer que influirá en aspectos medulares de las empresas como el enfoque del negocio, la estructura organizativa y las estrategias de marketing.

 

Algunas de las técnicas de IA que las compañías están incluyendo en su transformación digital son: Machine Learning, Cognitive Services, Computer Vision y Deep Learning. Esto le proporciona a las empresas una comprensión más amplia de enormes cantidades de sus datos, así como también permite automatizar tareas complejas o rutinarias.

 

A partir de lo anterior se derivan múltiples beneficios, entre ellos:

 

  • Aumentar la productividad y la eficiencia.
  • Acortar los tiempos de entrega.
  • Descubrir patrones ocultos y nuevas líneas de negocio.
  • Minimizar el error humano.
  • Mejorar la comunicación con los clientes.
  • Detectar intrusiones de seguridad.
  • Simplificar los procesos de gestión y control.
  • Solucionar problemas tecnológicos de los usuarios.
  • Medir el cumplimiento interno.
  • Optimizar el diseño de estrategias.
  • Conocer mejor a los clientes y a los propios productos.

 

Impacto de la IA en las empresas

 

Evidentemente, el uso de la IA en las empresas cambiará la forma de trabajar y de hacer negocios. Uno de los impactos significativos que tendrá la implementación de la Inteligencia Artificial en las compañías es el incremento del rendimiento de los trabajadores. Los empleados podrán emplear mejor su tiempo productivo, tendrán espacio para ser más creativos y podrán desarrollar tareas menos mecánicas.

 

También es cierto que al confiar ciertas actividades a los sistemas de IA, pueden disminuir las funciones de algunos cargos desempeñados por humanos. Inevitablemente, desaparecerán ocupaciones, pero del mismo modo aparecerán otras. Por lo tanto, los trabajadores deberán ser flexibles, adaptarse y actualizarse en torno al uso de las tecnologías inteligentes.

 

Por otro lado, la facilidad en el tratamiento de grandes cantidades de datos que ofrece la IA le da la oportunidad a las empresas de crecer y enfocar sus esfuerzos para lograr sus objetivos de forma eficaz. En este sentido, las áreas de Inteligencia Artificial claves para el desarrollo empresarial son el razonamiento, el entendimiento y la interacción.

 

Para culminar, el posible impacto de la Inteligencia Artificial en las empresas en los próximos años traerá mayor innovación, propuestas más acertadas para los consumidores, mejores experiencias de compra y nuevos modelos de negocio. Sin duda alguna, la IA es una de las tendencias más claras que las organizaciones deben seguir para estar a la vanguardia del desarrollo de los negocios a la par de los avances tecnológicos

 

¿Qué te parece todo lo que pueden hacer las empresas con la implementación de la Inteligencia Artificial?  Haz tus comentarios en nuestras redes sociales.