Empresas prefieren el home office

Monday 4 July, 2022

El home office ha llegado para quedarse, entérate de cómo y por qué esta modalidad de trabajo se ha convertido en la preferida de muchas empresas y colaboradores.

Al igual que otros aspectos derivados del uso y evolución de la tecnología, el home office era utilizado antes de la pandemia. Sin embargo, en medio del caos vivido en el 2020 ante la emergencia sanitaria, trabajar desde casa fue la solución para que algunas empresas continuaran operando. A su vez, constituyó una tabla de salvación para que al menos una parte de la población laboralmente activa no perdiera su empleo.

De hecho, la Organización Internacional del Trabajo estimó que 23 millones de personas de Latinoamérica y el Caribe efectuaron sus actividades laborales desde sus hogares, en el segundo trimestre del 2020.  Esto significa que entre un 20% y 30% de empleados pudieron continuar con sus tareas. Lo más interesante es que se observa el enorme incremento de la implementación del home office frente al 3% que se presentaba antes de la pandemia.

¿El home office es para todos?

Evidentemente, el trabajo remoto no es posible para todos los sectores de la industria ni para todos los perfiles laborales. En este sentido, un estudio realizado por CompuTrabajo revela que entre las empresas cuyas estructuras no se adaptan a este esquema se encuentran enmarcadas en las áreas de hotelería, manufactura y transporte, al igual que algunas ramas de comercio y servicio.

No obstante, las empresas de finanzas y las de tecnología finanzas son las que encajan mejor con el modelo home office. De igual modo, el trabajo remoto puede ser aplicado en algunos departamentos de otros tipos de organizaciones o podría ser desempeñado por ciertos perfiles como es el caso de Recursos Humanos y Marketing, además de cargos administrativos.

Inclusive, hay compañías que retornaron a la presencialidad pero a medias. Por ejemplo, a través de un estudio realizado por Mercer en Colombia, 70% de los directivos confirmaron que mantendrían esquemas híbridos para el 2022.

Existe también la posibilidad de contratar profesionales por servicio, quienes trabajan de manera independiente sin establecer una relación laboral directa con la empresa sino como proveedor-cliente. Las personas que laboran de este modo son conocidos como trabajadores autónomos o freelancers.

Datos interesantes del home office

A inicios del segundo trimestre del 2021 Forbes publicó datos que reflejaban la realidad del home office en México para ese entonces. La investigación fue efectuada por la firma de auditoría KPMG y claramente muestra lo que se espera en este ámbito para el 2022.

  • 6 de cada 10 empresas han tomado en cuenta dentro de su planificación mantener el esquema home office luego de la pandemia.
  • El 40% de las compañías tiene estimado que entre el 26 y 50% de sus empleados se mantendrá trabajando de modo remoto.
  • 91% prevé que sus trabajadores permanecerán efectuando labores a distancia al menos dos días a la semana.
  • 85% de las empresas afirman que la productividad se ha conservado o elevado.
  • 91% de los colaboradores adoptarían el home office después de la pandemia, trabajando a distancia más del %40 del tiempo.
  • El 82% de los trabajadores remotos aseguran que los equipos de trabajo mantuvieron o mejoraron la comunicación.
  • 73% de los asalariados creen que debe haber un cambio cultural en cuanto al respeto de las horas laborales.
  • 58% opina que es necesario mejorar su propia gestión del tiempo y 56% asegura que el trabajo invade su vida personal.
  • Un 77% de las empresas cree que el 50% de su fuerza laboral requiere adiestramiento para el manejo de nuevas tecnologías.

Ventajas y desafíos del home office

La modalidad laboral del home office ofrece múltiples ventajas al permitir que los trabajadores ejerzan sus funciones sin estar físicamente en las instalaciones de la empresa. Igualmente, no hay que ignorar que deben superarse ciertos desafíos para que el resultado sea exitoso.

 

Los beneficios del home office se dan tanto para la empresa como para el trabajador, inclusive para el medio ambiente. Una de las ventajas es que se reduce el riesgo psicosocial en cuanto a estrés laboral, ambientes tóxicos e inseguridad en el transporte. Adicionalmente, supone disminución de gastos para la empresa y menos impacto ambiental al evitar emisiones de dióxido de carbono durante los traslados.

 

La implementación del teletrabajo trae consigo retos relacionados a la inversión en herramientas digitales y equipos. Aunado a esto, hay que tomar en cuenta la capacitación que requiere la fuerza laboral para el uso de nuevas tecnologías. Otros aspectos que considerar son la seguridad informática, la gestión del tiempo y el liderazgo.

 

Finalmente, luego del caos, de la incertidumbre, la adaptación a los cambios  y el aprendizaje que trajo la pandemia, en definitiva las empresas y sus empleados demostraron que prefieren el home office en la medida de lo posible. Todo se traduce a mayor productividad para las organizaciones y mayor bienestar para sus trabajadores.

 

¿Has tenido la oportunidad de implementar el home office? Cuéntanos en nuestras redes sociales.