Danny Trejo: Orgullo latino en Hollywood

Saturday 25 September, 2021

Acompáñanos a conocer la transformación de Danny Trejo, de delincuente juvenil a estrella de Hollywood.  Un impresionante ejemplo de superación que brinda esperanza a cualquiera.

Tal vez la apariencia física de Danny Trejo además de la mayoría de sus papeles en la gran pantalla, hacen identificarlo como el típico hombre malo.  Y aunque en la realidad lo fue en algún momento, pudo convertirse en una persona de bien que impacta positivamente la vida de muchos.

Indudablemente Danny Trejo es reconocido por su singular personaje “Machete”.  Sin embargo, ha participado en más de 350 producciones de cine y televisión, ha aparecido en videos musicales, comerciales y hasta video juegos.

¿Sabías que su primera participación en una película fue cuando tenía 40 años de edad?  Han pasado algunas décadas desde entonces y Danny continúa cosechando éxitos, pero no se trata de premios  sino de divertirse actuando y de cumplir con su propósito de dar esperanza a todo el que puede. Y tenemos que decirlo: el verdadero “Machete” es un hombre tierno que ama a los cachorros.

¿Cuál es la historia de Danny Trejo?

Danny Trejo nació en California en el año 1944 y es de ascendencia  mexicana.  Creció en un hogar machista donde las expresiones de cariño no era cuestión de hombres.  Siendo apenas un niño, se vio envuelto en riñas en las calles de su barrio y en su adolescencia cometió algunos delitos y se hizo adicto a la heroína.

Inevitablemente, su comportamiento lo llevó a pasar varias temporadas en diferentes cárceles durante la década de los 60.  Entre sus experiencias como recluso vivió de cerca la muerte de amigos cercanos y temió por su vida en varias ocasiones.  Uno de esos episodios lo hizo reflexionar y decidió hacer parte de un programa para superar las drogas, al igual que se propuso ser una mejor persona.

Otro hecho importante que marcó su época de presidiario, es que se convirtió en campeón de boxeo en la famosa cárcel de San Quintín.  Este acontecimiento más adelante sería un elemento clave en su incursión en la actuación.

Un nuevo Danny se había gestado transformando sus vivencias negativas en enseñanzas.  Dar charlas y ser consejero contra las drogas se volvió parte de su contribución a la sociedad.

Inicios de su carrera como actor

Realmente ser actor no estaba entre los planes de Danny Trejo.  La situación se presentó de manera imprevista y terminó pareciendo una historia de película.

Todo comenzó gracias a una reunión de ex adictos donde participaba como orador.  Uno de los asistentes lo invitó al set de rodaje de la película Runaway Train (1985).  El guionista era Edward Bunker, quien reconoció a Danny por haber estado también preso en la cárcel de San Quintín.

Recordando las habilidades boxísticas de Trejo, el escritor le pidió que preparara al protagonista para las escenas de pelea.  Finalmente, al director le gustó el desempeño de Danny y le dio un papel como boxeador.

A partir de allí, su rostro se hizo popular en Hollywood al darles vida a diversos villanos latinos.  Inclusive, es considerado como “el recluso número uno” de las películas, aunque también ha interpretado personajes simpáticos y graciosos.  Algunos de sus participaciones incluyen: Blood in Blood Out, Desperado, Anaconda, Con Air, Spy Kids, El Tiburón de 3 Cabezas, Breaking Bad, The Ridicolous 6 y American Gods.

Otras facetas de Danny Trejo

La historia de Danny es diferente a  la de la mayoría de los famosos.  Antes de ser actor, él ya ayudaba a los demás con charlas motivacionales para que dejaran las drogas.  Por supuesto, hay que reconocer que el alcance de su mensaje se ha multiplicado por su visibilidad en el mundo del espectáculo.

En este sentido, el villano más querido de Hollywood no pierde oportunidad para darle un golpe al uso de las drogas y promover la educación como herramienta para salir adelante.  Además de ser mentor de personas con adicciones, Trejo es voluntario en comunidades mexicanas de Los Ángeles y  apoya refugios de animales.

Adicionalmente, Danny es empresario, fundó una cadena de restaurantes en honor a su madre y creó su propia marca de cerveza 

Definitivamente, Danny Trejo es todo un personaje en la vida real.  Su larga cabellera, bigote característico y su llamativo tatuaje en el pecho se han convertido en un ícono de rudeza en la industria del entretenimiento.  Pero sus acciones lo han convertido en una importante voz y en un ejemplo a seguir.

Para culminar, dejamos una de sus frases favoritas para dar esperanza: “si yo lo pude hacer, cualquiera lo puede hacer”.

Si quieres conocer más acerca de la extraordinaria vida de Danny Trejo, no te puedes perder el documental Inmate #1: The Rise of Danny Trejo. O quizás prefieras leer o escuchar su autobiografía titulada Trejo: mi vida de crimen, redención y Hollywood, que por cierto ocupa el tercer puesto en la lista de los libros más vendidos en julio del 2021, según The New York Times.

A veces las historias reales superan las de ficción, ¿no crees tú? Esperamos tus comentarios en nuestras redes sociales.