dominio hosting

¿Cuál es la diferencia entre dominio web y hosting?

Saturday 25 September, 2021

Eso de hosting y dominio puede ser un poco confuso para algunos, al igual que otros aspectos asociados a este tema. Sin embargo, después de investigar un poco es posible aclarar la situación y entender qué es lo que necesitas para echar a andar tu sitio web.

Para aquellos que no son desarrolladores o expertos en diseño web, pero desean comprender cuáles son los elementos que hay que tomar en cuenta a la hora de crear un sitio, existen algunos conceptos básicos que son imprescindibles.

Además, es probable que surjan una serie de incógnitas como: por dónde empezar y qué es lo realmente necesario. Es aquí donde aclarar las particularidades del hosting y el dominio es relevante.

Una de las cosas que se vienen a la mente cuando decidimos darle vida virtual a un proyecto es la parte visual y la estructura. Obviamente esto son elementos medulares, pero también hay que preguntarse cómo hacer para que tu sitio web esté disponible y accesible en Internet.

Veamos ahora a donde nos lleva todo esto.

¿Qué es hosting?

Se refiere al servicio de hospedaje o alojamiento donde estarán albergados los archivos que componen tu sitio web. Es el equivalente a un local si se tratara de una tienda física. En este caso, las páginas y las bases de datos serían el mobiliario y la mercancía, y el edificio sería el servidor (computadora) que hace de host.

En otras palabras, el hosting es un espacio físico donde se guarda un sitio web. Los proveedores de este servicio básicamente alquilan un espacio de almacenamiento en su servidor.

A su vez, ofrecen servicios relacionados con la seguridad de los datos, disponibilidad constante, así como también facilidad de gestión, soporte técnico y velocidad de carga.

Algunos de los proveedores de hosting más populares son Hostinger y HostGator, sin embargo, existen muchos más en el mercado. El mejor alojamiento web para tu sitio depende de los requerimientos necesarios para que funcione de la manera más óptima según sus características y funcionalidades.

¿Qué es un dominio web?

Cuando colocas el nombre de una página web en el navegador estás escribiendo un dominio. Se trata de ese identificador único que pertenece a un sitio como, por ejemplo: “facebook.com” o “wikipedia.org”

Los dominios están compuestos por dos partes separadas por un punto. La primera parte es la correspondiente al nombre en específico y la segunda es la extensión.

Probablemente te has encontrado con muchos nombres de sitios con extensiones .com, .org, .net o .edu, sin embargo, hay muchos otros disponibles. Existen por ejemplo los dominios geográficos que hacen referencia a un país o zona como .mx o .lat (Latinoamérica), y también los que denotan una actividad o sector como .travel o .tv.

Entre los proveedores de dominio más famosos se encuentran GoDaddy y NameCheap, aunque si quieres que tu sitio web tenga identidad latina te vendría bien registrar un dominio .lat.

En otras palabras, el dominio es el nombre del sitio que se muestra luego del www. en una dirección web, del mismo modo que después de la arroba (@) en una dirección de correo electrónico. Usualmente se trata de un nombre fácil de recordar o es representativo de un negocio, marca o proyecto al que está relacionado.

Relación y diferencias entre el dominio y el hosting

Volviendo a la comparación de que el hosting es el lugar donde habita el sitio web, el dominio sería la dirección física exacta. Es así como ambos están relacionados de manera directa, el dominio indica puntualmente cómo acceder (llegar) a esa página (casa) que el usuario quiere visitar.

En conclusión, estos dos servicios trabajan en conjunto para hacer posible que un sitio web esté disponible en Internet. La magia ocurre cuando se hace la configuración para que el dominio apunte al hosting correspondiente.

Ya para finalizar queremos hacer énfasis en que al momento de crear un sitio web, tanto la selección del dominio como del proveedor de hosting son determinantes.

Recuerda que el dominio es cómo te reconocerán en la web, debe proyectar la personalidad de tu marca, ser fácil de leer y de recordar, esto ayudará a posicionarse en la mente de los usuarios.  El hosting no es menos importante, este debe garantizar nada más y nada menos que la estabilidad y óptima funcionalidad del sitio web las 24 horas del día, los 365 del año.

Por lo tanto, son dos aspectos que no deben tomarse a la ligera ni guiarse por escoger el más económico.  Si quieres que tu sitio web proyecte la calidad y reputación que tu emprendimiento merece, es necesario construirlo con bases sólidas.

En fin, esperamos que te vayas con una idea más clara de las diferencias entre lo que es el alojamiento web y el dominio.  Y que por supuesto, no tiene sentido tener una casa sin dirección o una dirección sin casa.

¡Nos vemos en los comentarios de nuestras redes sociales!