Consejos para crear un espacio de trabajo saludable

Monday 4 July, 2022

El espacio de trabajo influye en el rendimiento laboral, ten en cuenta estos consejos y sácale el máximo provecho a ese rincón donde desempeñas tus actividades productivas.

Para muchas personas “trabajar desde casa” suena como algo soñado, la verdad es que tiene sus ventajas, pero no significa que el esfuerzo es menor. Bien sea por motivos de teletrabajo o trabajo autónomo (freelancer), ejecutar las funciones laborales en el hogar requiere algunas adaptaciones para lograr resultados óptimos. Una de ellas es crear un espacio de trabajo saludable que permita concentrarse y permanecer enfocado en las tareas por largos ratos.

Los consejos que te daremos a continuación servirán de guía para crear tu propio ambiente laboral según la realidad en que vives. No es lo mismo vivir solo a convivir con una familia o inclusive, con niños pequeños. También va a depender del espacio y los recursos, sin embargo, con algo de creatividad y realizando las adaptaciones necesarias de acuerdo al caso, podrás diseñar tu oficina perfecta en casa.

1. Crea un ambiente separado para tu oficina

Lo ideal sería usar una habitación exclusivamente para crear tu espacio de trabajo. Cerrar la puerta puede darte la sensación de que estás aislado, separado de los asuntos del hogar y así evitar distracciones. De hecho, es aún más conveniente cuando compartes el lugar con otras personas.

Cuando lo anterior no es posible, puedes escoger un rincón de la sala o alguna otra habitación delimitando el espacio mediante los muebles y la decoración.  Pintar la pared o la esquina destinada para tu área de trabajo es una buena idea. Procura que esté al lado de una ventana, la luz natural y el aire fresco serán tus aliados.

 

2. No te olvides de la ergonomía

Probablemente en algunos momentos te provoque quedarte en la cama utilizando la laptop o quizás recostarte en el sofá, es un lujo que podrías darte estando en casa. Sin embargo, ten cuidado de que tu espalda y tu cuello no te pasen factura más tarde.

Lo recomendable es usar una mesa que tenga al menos 75cm de fondo.  Esto te permitirá apoyar los antebrazos y estirar las piernas. Por supuesto, la silla es aún más importante. Lo mejor es que puedas regular su altura y que tenga una base ancha para proteger la zona lumbar; su espaldar debe adaptarse a tu espalda y una base con ruedas evitará la recarga muscular al moverla.

 

3. Mantén tu espacio de trabajo limpio y ordenado

Un espacio en orden te dará la tranquilidad y la motivación necesaria para centrar la atención en tus tareas. Evita tener sobre el escritorio elementos que no utilizarás en ese instante. Ubica los artículos de oficina y demás materiales en el mismo lugar, preferiblemente en cajones, para que sepas donde conseguirlos de manera rápida.

A pesar de que seguramente tendrás organizado tus archivos y notas en digital, no está de más habilitar una cartelera o un tablero físico donde puedas colgar información relevante en vez de tener papeles sobre la mesa. Ordena una vez al día y una vez por semana haz una limpieza profunda que ayude a deshacerte de lo que no te hace falta.

 

4. Elementos extra para crear armonía

Más allá de tener un espacio de trabajo en casa lo más importante es que logres mayor productividad sin arriesgar tu bienestar físico y mental. Utilizar todos los recursos posibles para crear armonía sin duda favorecerá tu rendimiento laboral. Aquí te compartimos algunas ideas:

  • Un toque de naturaleza vendría muy bien. Colocar plantas en tu lugar de trabajo además de aportar frescura y belleza, contribuirá a disminuir los niveles de ansiedad y estrés.
  • Recuerda tener buena iluminación. Sea natural o artificial, cuida que no se refleje en la pantalla para evitar molestias en la vista.
  • Jugar con los colores también te dará beneficios. Ten presente que el blanco transmite orden, el azul sirve para la concentración y algunos detalles rojo o naranja pueden darte inyecciones de creatividad.
  • Tu espacio de trabajo debe estar lejos de televisores, ya que son una fuente irresistible de distracción.
  • No instales tu oficina en sitios de paso o áreas comunes, esto también ayudará a evitar interrupciones.
  • Utiliza auriculares para aumentar la concentración.
  • Delimita tu horario de trabajo.
  • Si en tu hogar viven otras personas, hazles entender que mientras estás en tu espacio de trabajo no te encuentras disponible.
  • En caso de estar al cuidado de niños, puedes colocar una mesita y sillas pequeñas cerca y asignarles tareas de dibujo o manualidades.

 

En fin, cualquier idea es válida a la hora de acondicionar tu espacio de trabajo para hacerlo más saludable. Y si tienes otro tip, no dudes en compartirlo en nuestras redes sociales.