business internet

Cómo llevar tu negocio a Internet y aprovechar su potencial

Saturday 15 May, 2021

Si tienes un negocio y aún no tiene presencia digital, es el momento ideal para darle vida en el mundo virtual. Aprovechar las potencialidades que ofrece Internet, sin duda le dará el impulso necesario para crecer y permanecer en el mercado competitivo actual.

Hoy más que nunca las personas usan Internet para tomar decisiones referentes a qué lugares visitar, incluyendo establecientes comerciales.

Más aún, las compras online se han incrementado sustancialmente a partir de la crisis sanitaria por Covid-19. La barrera del miedo a adquirir productos y servicios en línea se ha derribado y parece que no hay vuelta atrás.

Por otro lado, el incremento del uso de dispositivos electrónicos sobre todo de teléfonos inteligentes, sumado a la expansión de las redes móviles 5G y el Internet de las Cosas (IoT), indica que cada día viviremos más interconectados y por supuesto sumergidos en la red de redes.

Es por eso que llevar tu negocio a Internet es totalmente necesario.  Formar parte de las nuevas maneras de comercializar, así como también de relacionarse con prospectos y clientes es una realidad ineludible.

¿Qué necesitas para llevar tu negocio a Internet?

Cualquiera que sea tu tipo de empresa indudablemente necesita tener un sitio web. Al fin y al cabo, este se convertirá en la vitrina virtual de tu marca, la oficina de atención al cliente y a su vez la tienda en línea. En resumen, el sitio será el centro de operaciones de tu negocio digital.

En relación a esto, construir un sitio web y ponerlo operativo incluye una serie de elementos que giran a su alrededor. Veamos paso a paso todo lo que tiene que ver con crear y poner en marcha tu negocio en Internet.

1. Dominio

Definir el identificador por el que tu sitio será reconocido en Internet es un aspecto esencial. El dominio es el nombre de tu negocio en la web, esa dirección por la que será encontrada entre millones de páginas.

Es recomendable escoger una denominación corta, fácil de recordar y que proyecte la personalidad de tu marca.

Además del nombre, también es importante seleccionar la extensión apropiada según los propósitos de tu empresa y su público objetivo. Recuerda que un dominio se compone de dos partes separadas por un punto: “nombredetunegocio.extensión”.

Entre las extensiones más utilizadas se encuentran .com, .net y .org, aunque existen muchas otras.

El apellido de tu negocio digital no solo le da personalidad, sino que facilita el posicionamiento SEO, entre otros beneficios. En este caso, investiga cuál extensión de dominio es más conveniente para ti.

Actualmente, existe una extensión que está ganando prestigio entre los emprendimientos latinos, se trata de LAT.

2. Hosting

Contratar el servicio de hosting es otro paso fundamental. Se refiere al servidor donde estará alojado tu sitio web. Prácticamente implica alquilar un espacio donde puedes almacenar los datos y archivos necesarios para que tu sitio funcione correctamente.

Los proveedores de hosting ofrecen hospedaje en computadoras poderosas y robustas que se mantienen operativas constantemente. Por lo tanto, deben garantizar capacidad de almacenamiento, transferencia de datos y seguridad.  GoDaddy y Hostinger son algunos de los tantos proveedores de alojamiento web que puedes encontrar.

3. CMS

Ya tienes el espacio en Internet adecuadamente identificado para albergar tu sitio, ahora sí puedes construirlo. Un CMS o Sistema de Gestión de Contenidos (Content Management System), es la herramienta que necesitas para crear el sitio web al diseñar su estructura para más adelante gestionar su funcionamiento.

Definitivamente el CMS más popular es WordPress. Con su entorno intuitivo, sus múltiples plantillas y complementos, se ha convertido en el favorito de la mayoría. Sin embargo, existen otras opciones en el mercado como Joomla, Drupal, Magento, Shopify y PrestaShop, entre otros.

4. Marketing

En este punto que tu negocio está en la web tienes que conseguir que lo visiten, convertir prospectos en clientes y retenerlos. Para esto debes implementar estrategias de marketing digital.

En este sentido, el primer mecanismo a adoptar es el SEO, Optimización para Motores de Búsqueda o Searching Engine Optimitation.

El contenido de tu sitio web debe estar orientado a SEO para que los buscadores lo muestren en su lista de resultados a partir de las búsquedas de los usuarios.

Además de esto, puedes usar varias técnicas para llevar tráfico a tu sitio web, ganar visibilidad y ampliar su alcance. Es aquí donde las redes sociales, el email marketing, el blog y los anuncios publicitarios son claves.

Como último consejo queremos mencionarte que no importa el tamaño de tu organización o cuál sea su razón de ser, tener presencia digital es vital.

La evolución tecnológica genera nuevos patrones de consumo y a su vez modelos de negocio modernos. Mantener tu empresa a la vanguardia de los cambios, significa adaptarte y garantizar su futuro en el mercado.

Ahora sí cuéntanos: ¿Estás listo para llevar tu negocio al mundo digital?