dropshipping

Cómo comenzar un negocio de dropshipping

Thursday 28 October, 2021

El dropshipping es una excelente opción para hacer ecommerce. Conoce sus detalles y algunas recomendaciones para poner en marcha un negocio de este tipo.

Para nadie es un secreto que el comercio electrónico ha ganado terreno en los últimos tiempos y ya no hay vuelta atrás. Las compras online se han convertido en las favoritas de muchos clientes, al igual que las tiendas en línea constituyen una buena oportunidad de crear y expandir negocios derribando los límites de las tiendas físicas.

Dentro de esta rama, el dropshipping es un modelo muy conveniente para aquellos que desean empezar a incursionar en ese mundo de las ventas por Internet.

¿Qué es el dropshipping?

Básicamente, el dropshipping es un modelo de negocio orientado a la comercialización online de productos al por menor, con la particularidad de que no se maneja inventario. Este tipo de tienda en línea utiliza proveedores externos, quienes al efectuarse una venta se encargan de despachar el producto directamente al cliente.

Esta forma de hacer comercio electrónico sugiere múltiples ventajas en cuanto a minimizar costos de inversión y facilitar la operatividad. Comprar mercancía o fabricar productos, así como también encargarse de la logística y distribución, queda de parte de los socios mayoristas. Por lo tanto, el dueño de la tienda dropshipping puede enfocarse en tareas de promoción, recepción de pagos y soporte al cliente.

Pero hay que ser sinceros, este negocio también tiene algunas desventajas. Una de ellas es que existe una feroz competencia, además los márgenes de ganancia suelen ser bajos. Por otro lado, la reputación de tu negocio depende muchísimo de la manera en que los proveedores cumplan con los pedidos.

Sin embargo, es posible minimizar esos aspectos negativos haciendo destacar tu tienda en línea, encontrando un nicho de baja competencia y estableciendo buenas relaciones con proveedores responsables.

Primeros pasos en un negocio de dropshipping

Aunque suene relativamente fácil comenzar un negocio de dropshipping, igualmente es necesario tomar en cuenta algunos aspectos para arrancar con buen pie.

1. Define el nicho de mercado de tu negocio

Encontrar el nicho de mercado adecuado evitará que te diluyas entre millones de productos, quizás hasta saturados y de difícil venta. Al enfocarte en un público objetivo será mucho más fácil conseguir productos que satisfagan las necesidades de esos clientes potenciales.  Además, es posible establecer un rango de precios y la calidad.

Algunas recomendaciones en este caso son que escojas un nicho con el que estés familiarizado o te apasione. Tener conocimientos sobre los productos te ayudará a tener mayor control, mejor gestión y lo disfrutarás. Adicionalmente, piensa en brindar soluciones que resuelvan los problemas de tu buyer persona.

Apóyate en herramientas como Google Trends, TrendHunter o KeywordTool para investigar cuáles son los productos más buscados, cuáles están en tendencia y moda.

2. Analiza la competencia

Estudiar el comportamiento de la competencia es una buena manera de introducir mejoras a tu negocio. Detectar sus fortalezas y debilidades, determinar la solidez de las experiencias de sus clientes en sus sitios web y observar en qué otros canales venden, es información que será muy útil.

Suscribirte a sus boletines y seguirlos en sus redes sociales es buena idea para notar cómo interactúan con su audiencia. Revisa los comentarios de los usuarios referentes a calidad y responsabilidad en las entregas. Así como también aprovecha de mirar la estructura de precios.

3. Selecciona a los proveedores

Escoger los proveedores con los que deseas trabajar es más fácil si ya tienes la lista de productos que quieres vender. Lo primero a tomar en cuenta es verificar su legalidad revisando la licencia comercial correspondiente. Verifica también que utilice un correo profesional y sus datos de contactos y ubicación en Google Maps.

Pide que te envíen algunas muestras y comprueba si la calidad del producto y sus características coincide con las descripciones presentes en el sitio web del proveedor. Evalúa la presentación y la seguridad del embalaje, al igual que el tiempo de entrega.

4. Crea tu tienda en línea

Luego de tener claro cuáles son los productos que vas a vender y a quién se los vas a comprar, es hora de construir tu tienda en línea. Ten presente que para esto debes registrar un dominio con el nombre de tu negocio y adquirir un servicio de alojamiento web. Luego viene la instalación de un CMS o Sistema de Gestión de Contenidos, como WordPress por ejemplo.

Ahora sí puedes dar rienda suelta a tu creatividad y darle vida a tu negocio virtual.  Sigue estos tips que sin duda te aportarán excelentes ideas.

5. Trabaja en el marketing y el SEO

Finalmente, pon tu mejor esfuerzo en las estrategias de marketing de tu negocio, dar a conocer la marca y hacer comunidad. Por un lado, puedes apoyarte en el email marketing y las redes sociales. Y por el otro, repotencia tu sitio web con una poderosa landing page y utiliza un chatbot para la atención continua de tus clientes.

La optimización para motores de búsqueda (SEO) del contenido de tu tienda en línea es algo esencial. Competir y ganar visibilidad en los buscadores debe ser una tarea constante. Un punto extra puede ser incorporar un blog donde puedas publicar periódicamente entradas de temas relacionados con los productos que vendes o que aporten valor a tu público objetivo.

Ahora sí, todo está listo para iniciar ese negocio de dropshipping que tal vez te ha dado vuelta en la cabeza desde hace algún tiempo.

¡Te deseamos mucho éxito y nos vemos en nuestras redes sociales!