back to school

 4 consejos para sobrellevar el regreso a clases

Thursday 18 August, 2022

Retomar el ritmo de la vida cotidiana luego de unas largas vacaciones de verano lleva a los niños y jóvenes a experimentar emociones diferentes y contrastadas: la alegría de reencontrarse con sus compañeros, el deseo de probar un nuevo camino, pero también la dificultad de retomar la rutina ligada a los tiempos escolares, el despertar, el miedo a no estar a la altura, sobre todo si se trata del inicio de un nuevo ciclo escolar.

La vuelta al cole es también un momento delicado para las familias, un punto de referencia y apoyo para todos los alumnos. Es necesario que los padres encuentren la manera adecuada de apoyar a sus hijos, ya sean niños o adolescentes, para promover el bienestar en la escuela desde los primeros días y hacer que esta época de transición sea menos agotadora.

 

Para los niños y jóvenes, la escuela es una prueba de cómo avanzan en su historia, en sus mochilas llevan gran parte de su estilo personal, de su dinámica familiar, de su forma de reaccionar ante las frustraciones y los nuevos descubrimientos. Ellos, los verdaderos protagonistas, deben ser acompañados y apoyados cariñosamente por sus padres, favoreciendo la aparición de emociones y sentimientos, sin quitarles el placer y el esfuerzo de asumir nuevas responsabilidades. Por ello, el papel de la familia en la vuelta al cole es fundamental. Prepararse para afrontar el nuevo curso escolar no es fácil, la vuelta al cole a todas las edades desencadena mecanismos diferentes según los casos.

 

Para los padres, ser conscientes de las diferentes fases por las que pasan sus hijos, de cómo reaccionan ante las diferentes situaciones, donde a menudo se combina el orgullo de madurar con el miedo a equivocarse, representa una importante oportunidad para crecer juntos. Para los padres de los niños que empiezan su carrera escolar, en el jardín de infancia o en la escuela primaria, puede ocurrir que vivan la separación con aprensión.

 

Los niños perciben estos miedos sin entender realmente las causas. Es importante tomarse el tiempo necesario para hablar de las propias emociones como adulto y dejar que los niños expresen sus expectativas, su emoción y sus temores sobre el comienzo de esta nueva experiencia. Por otra parte, el paso de la escuela primaria a la secundaria representa una fase de transición delicada, caracterizada por el deseo de autonomía y, al mismo tiempo, por las necesidades de cuidado propias de la infancia, que se tiende a ocultar.

1. Acostumbrarse al despertador

La vuelta al cole significa levantarse temprano por primera vez. Sabemos lo difícil que puede ser volver a la rutina y, a la inversa, lo importante que es el descanso para el aprendizaje. Es igualmente importante hacerlo de forma gradual, estableciendo horarios para acostarse y levantarse que puedan garantizar a los niños al menos 7-8 horas de sueño. El consejo es empezar unos días antes, anticipando la hora de acostarse por la noche y manteniendo a los niños activos durante el día.

2. Planificar la semana

Prepara un plan de actividades semanal junto con tus hijos y jóvenes para ayudarles a abordar las tareas de forma gradual y con una visión de conjunto. Es fundamental incluir en el plan momentos de ocio y juego, para ayudarles a concentrarse mejor durante las horas de estudio.

3. Preparar todo lo necesario para la escuela la noche anterior

Los niños, sobre todo los adolescentes, suelen perder mucho tiempo por las mañanas buscando la ropa adecuada o preparando la mochila para ir al colegio. Elegir la ropa la noche anterior, así como preparar los libros, la merienda y todo lo que necesiten para el día, les permitirá dormir unos minutos más y disfrutar de un buen desayuno.

4. Desayunar

Puede parecer trivial, pero desayunar tranquilamente todos los días, quizás disfrutando de algo bueno y nutritivo (sobre todo los primeros días), ayudará a los niños a tener la energía adecuada para pasar la mañana. También será un momento que les estimulará a levantarse de la cama y empezar el día con algo positivo y agradable.

 

Se sabe que la vuelta a clases no es fácil, pero al seguir estos consejos poco a poco los niños se irán acostumbrando y volverán a la rutina de siempre. Es un proceso estresante y que toma tiempo, pero se puede lograr ayudándote de estas 4 maneras indicadas. Hay que dejar la pereza de lado y retomar la rutina les vendrá excelente.