4 consejos de finanzas que debes comenzar a aplicar

Monday 4 July, 2022

Nunca es tarde para aprender a tener el control de tu dinero.  Toma en cuenta estos consejos y ten por seguro que mejorarás tus finanzas.

Sería genial aprender a administrar el dinero desde pequeños, para los que no tuvieron esa dicha existen otras alternativas.  Algunos por suerte han contado con mentores en algún momento de su vida, para otros no ha sido tan fácil y tal vez el método del “ensayo y error” no ha sido suficiente para lograr tener finanzas sanas.  Pero no todo está perdido,  en cualquier punto del camino es posible aplicar ciertos hábitos que sin duda mejorarán el panorama.

1. Edúcate financieramente

El primer paso para tener una relación sana con el dinero es educarse.  No se trata de hacer un doctorado en finanzas, sino de adquirir al menos nociones básicas en el área.  Conocer herramientas y técnicas para manejar tus finanzas personales sentará las bases para ganar seguridad financiera.  Este tipo de preparación te ayudará a actuar con mayor asertividad en cuanto la gestión del dinero y así tomar mejores decisiones.

En este sentido, puedes conseguir la información necesaria en libros especializados o inclusive tomar cursos en academias online como Crehana, por ejemplo.  Igualmente, es posible encontrar consejos útiles en la web y las redes sociales, solo asegúrate de que sean fuentes confiables.

 

2. Elabora tu presupuesto

Aunque esta recomendación suene más que repetida, es imprescindible a la hora de organizar las finanzas.  Controlar el flujo del dinero comienza por especificar cuáles son tus gastos y organizarlos por orden de prioridad.  Así mismo, es importante fijar la mirada en esos gastos variables que en algunos casos notarás que son innecesarios.

 

La idea es asegurar que tus ingresos mínimos cubran los gastos fijos, también es conveniente tomar nota de otras entradas de dinero mes a mes.  Esto último te permitirá determinar en qué períodos del año o situaciones particulares puedes tener excedentes.  Haz tu propio modelo de entradas y salidas de dinero en Excel o bien puedes descargar aplicaciones destinadas a ello como Finerio, Registro Contable o Money Manager.

 

3. Sal de deudas

La situación soñada sería no tener deudas, pero no siempre es posible pagar de contado.  Tener compromisos a largo plazo y que generen intereses elevados puede ser un verdadero dolor de cabeza.  En caso de necesitar financiación, intenta minimizar el número de plazos y compara varias opciones en diferentes instituciones para escoger la que ofrece menor tasa de interés.

En cuanto a las tarjetas de crédito, existen un par de técnicas populares para pagarlas.  Una de ellas es el “método de la avalancha” que consiste en amortizar la deuda con el interés más alto, luego de haber realizado los pagos mínimos del resto.  Su ventaja es que los intereses no se comerán tu dinero.

Por otro lado, está la metodología de “la bola de nieve” que se enfoca en pagar la deuda más pequeña.  Aunque los compromisos mayores continuarán generando altos intereses, puede ser reconfortante y estimulante ir cerrando los más fáciles.

 

4. Ahorra e invierte

Algunos expertos recomiendan apartar el 10% de los ingresos para el ahorro, otros hablan de crear un fondo de emergencia.  De hecho, lo ideal es contar con un “colchón” equivalente a tus ingresos de tres a seis meses, en una cuenta de ahorro que brinde al menos 1.5% de interés de retorno.

 

Luego de alcanzar esta meta, ya puedes optar por hacer inversiones.  En la actualidad una alternativa es invertir en criptomonedas o en bolsa.  En todo caso, toma en cuenta que se trata de transacciones de alto riesgo, infórmate bien y no comprometas dinero que tienes destinado a otros fines.

 

En general, estos son los consejos principales que debes empezar a aplicar para mejorar tus finanzas.  Sin embargo, te dejamos otros pequeños, pero importantes tips que te ayudarán a mantenerte en el camino de la libertad financiera:

  • Establece objetivos financieros.
  • Evita usar tarjetas de crédito.
  • Ponle límites a los gastos variables.
  • Compara precios antes de comprar.
  • Únete a programas de suscripción y recompensas.
  • Compra artículos de segunda mano.
  • Cuídate de los gastos pequeños.
  • Evita compras innecesarias.
  • Automatiza los pagos de tus cuentas.

Por último, el más sabio consejo de finanzas que se puede dar es “no gastes más de lo que ganas”. Sin embargo, toda recomendación es bienvenida a la hora de ejecutar acciones en vías de alcanzar la preciada libertad financiera.  Así que si quieres aportar a este tema, haz tus comentarios en nuestras redes sociales.