3 desafíos de un buen líder

Monday 26 September, 2022

Conoce las características de un buen líder y descubre cuáles son los principales retos a los que se enfrentan hoy en día.

Hace un par de años comenzó la pandemia que cambiaría el orden mundial. Inevitablemente, el nuevo contexto económico y social ha transformado los entornos empresariales y el talento humano actúa ante nuevas motivaciones. Frente a esta realidad intempestiva y vertiginosa, ha surgido también un “buen líder” con un enfoque diferente.

Es cierto que a lo largo del tiempo han existido excelentes líderes en todos los ámbitos. En este sentido, hay atributos comunes que definen lo que es ser un buen líder. Específicamente en el sector empresarial, algunas características básicas que denotan un liderazgo exitoso son:

  • Buena comunicación. La destreza de un líder para transmitir la cultura organizacional, hacer que su equipo de trabajo se sienta identificado y tenga sentido de pertenencia, es fundamental para lograr resultados óptimos. Relacionado a esto, la empatía y la escucha activa son elementos inherentes a los que dirigen negocios de manera positiva.
  • Capacidad de motivar a otros. Respetar el tiempo de los empleados, brindar un ambiente laboral ameno y ofrecer oportunidades de crecimiento son algunas acciones que un buen líder utiliza para motivar a sus colaboradores. No es un secreto que mantener a los trabajadores contentos hace que sean más productivos y leales.
  • Toma decisiones asertivas. El liderazgo tiene mucho que ver con la capacidad de tomar decisiones que influyen en la totalidad de la organización. En torno a esto, un buen líder tiene la capacidad de tomar decisiones rápidas y con valentía.
  • Habilidades de negociación y eficiencia en la gestión. Los líderes resilientes gestionan los recursos y el talento humano con flexibilidad, adaptación y confianza en sí mismos. Igualmente, usan argumentos para persuadir y generar confianza, siendo transparentes.

Retos de un buen líder

Relacionado con lo anterior, los líderes exitosos no necesariamente son los que no tienen problemas, sino más bien los que aquellos que cuentan con las aptitudes necesarias para enfrentar y superar de la mejor manera las situaciones que se le presentan. Especialmente en el cambiante y veloz mundo de los negocios de hoy en día, los líderes deben mantener el ritmo y adaptarse a las exigencias de nuevas realidades, dejando atrás la seguridad de lo conocido. Sin duda los desafíos con los que deben lidiar son muchos, veamos 3 de ellos:

1. Gestionar sus equipos de trabajo de forma no tradicional

Es bien sabido que la crisis sanitaria aceleró e incrementó exponencialmente el teletrabajo. La necesidad de trabajar de forma remota obligó a los líderes a gestionar sus equipos de manera diferente.  Proveer las herramientas necesarias, adoptar una nueva cultura de trabajo colaborativo y a distancia, mantener la motivación y elevar la productividad son los principales retos en este sentido.

Por otro lado, el buen líder de hoy ubica al recurso humano en el centro de todo como clave para alcanzar el éxito. Ahora se valora y se cultiva más el bienestar de la persona para aumentar su potencial y crear apego hacia la empresa.

3. Hacer frente a los nuevos hábitos de consumo de los clientes

Actualmente, los consumidores son más inteligentes, tienen acceso a dispositivos electrónicos con internet, son más cuidadosos al momento de gastar su dinero y además, a muchos les importa los valores de las marcas.  Hay que tomar en cuenta también que los hábitos de compra han cambiado y continúan cambiando. Las tiendas online, las redes sociales y las consultas en los buscadores son cosa del día a día.

Según esta realidad, los líderes deben adelantarse a los comportamientos del mercado, estar atentos a las tendencias y conocer muy bien el perfil de sus clientes para adoptar nuevas estrategias de marketing, adaptar productos y servicios a los requerimientos cambiantes de los consumidores e ir un paso adelante de la competencia.

3. Incorporar nuevas tecnologías

Mucho se ha hablado de la transformación digital de los negocios, la digitalización y la automatización. A estas alturas de la evolución tecnológica y la inmediatez que esperan los clientes en cuanto a la atención de sus requerimientos y resolución de sus necesidades, se hace totalmente imprescindible la incorporación de herramientas digitales en todos los procesos posibles de las organizaciones.

Este es un desafío que anteriormente recaía solo en los encargados del área de informática, pero ahora los altos directivos y líderes de departamentos deben estar al día para introducirlos en cada rincón de la empresa. Aunque no tienen que ser expertos en almacenamiento en la nube, inteligencia artificial, realidad aumentada, ciencia de datos o e-commerce, un buen líder debe internalizar y socializar la importancia de utilizar estas y otras tecnologías para optimizar los procesos operativos, administrativos y comerciales de la empresa en pro de su crecimiento con visión a largo plazo.

Estos son algunos de tantos desafíos que se le presentan a un buen líder, en general, en un panorama lleno de situaciones cambiantes dentro y fuera de las empresas. ¿Estás de acuerdo? Nos encantaría conocer tu opinión, comenta en nuestras redes sociales.